Los indios Hopi

Los hopis pertenecen al grupo de antiguos habitantes de la meseta central de los EE.UU., de unos 10.000 individuos, muchos de los cuales viven en Arizona en la reserva federal Pueblo Navajo. Existen fricciones entre los grupos hopi y navajo, que derivan de la invasión navaja de las tierras hopis en el pasado.

Su cultura es similar a la de los zuñis, aunque hablan una lengua uto-azteca. Son uno de los pocos grupos aborígenes que mantienen su cultura hasta la actualidad; sus poblados son antiguos, algunos con una historia de 1.000 años. Tienen fama por su elaborada cestería y las miniaturas que esculpen. Son propietarios y operadores de un centro cultural, un museo y un complejo hotelero.

 

 

Mitología hopi 

Sus costumbres y tradiciones se adentran en lo más profundo de la prehistoria, pero no en su actual emplazamiento, sino en un lejano territorio que los hopis llamaban "Kasskara", y que fue víctima de guerras y cataclismos que a punto estuvieron de exterminar a toda su raza.

De acuerdo con la tradición hopi, la historia de la humanidad está dividida en períodos que ellos denominan "mundos", los cuales están separados entre sí por terribles catástrofes naturales: el primer mundo sucumbió por el fuego, el segundo por el hielo y el tercero por el agua. Nuestro actual mundo, que es el cuarto según sus profecías, está tocando a su fin, y dará paso a un nuevo mundo en un futuro no muy lejano. En total, la humanidad deberá recorrer siete periodos.

Los indios hopis afirman que sus antepasados fueron visitados por seres procedentes de las estrellas que se desplazaban en escudos volantes o pájaros tronantes y dominaban el arte de cortar y transportar enormes bloques de piedra, así como de construir túneles e instalaciones subterráneas. Estos salvadores eran los "katchinas", que significa "sabios, ilustres y respetados".

Los katchinas lograron poner a salvo a su pueblo de uno de estos cataclismos, y de ellos aprendieron a observar las estrellas, cortar raíces, aplicar leyes y una larga lista más de actividades. Se multiplicaron como pueblo, y de ellos surgieron nuevos clanes y naciones que se extendieron por toda América.

Los katchinas ayudaron a los elegidos a trasladarse a nuevas tierras. Este hecho marcó el fin del tercer mundo y el comienzo del cuarto. La población, de acuerdo con el recuerdo tradicional de los hopis, llegó a la nueva tierra por caminos diferentes: los seleccionados para recorrerla, inspeccionarla y prepararla, fueron llevados allí por aire, a bordo de los escudos de los katchinas. El gran resto de la población tuvo que salvar la enorme distancia a bordo de barcas.

Es preciso aclarar que, desde el primer mundo, los humanos estaban en contacto con los katchinas. Se trataba de seres visibles, de apariencia humana, que nunca fueron tomados por dioses sino solamente como seres con conocimientos y potencial superiores a los del ser humano. Eran capaces de trasladarse por el aire a grandes velocidades, y de aterrizar en cualquier lugar. Dado que se trataba de seres corpóreos, precisaban para estos desplazamientos unos artefactos voladores que recibían diversos nombres.

Hoy en día los katchinas ya no existen en la tierra. Un día los katchinas les dejaron, regresaron a las estrellas y los pueblos olvidaron las enseñanzas de sus maestros. Los hopis, como fieles seguidores de las tradiciones de sus antedecesores, continúan esperando el regreso de sus maestros para cuando termine el mundo actual.

A la espera de este ansiado regreso, los hopis han venido fabricando rigurosamente con el mismo diseño, generación tras generación, unas máscaras y muñecos que al igual que sus maestros llaman katchinas. Estos muñecos portan extrañas indumentarias y cascos, así como representaciones de animales con una fuerte connotación simbólica, para resaltar el carácter individual de los verdaderos katchinas o maestros a quienes representan. También estos muñecos son la forma idónea de que los niños jueguen, no se asusten y reconozcan a los katchinas cuandos estos regresen de nuevo.

Según los hopis, las primeras señales proféticas para que esto suceda ya están apareciendo.

 

 

 

Carta a las Naciones Unidas 1992 

Mensaje del jefe hopi Dan Evehema a la humanidad:

"Estoy muy contento por tener esta oportunidad para enviarles un mensaje a ustedes. Estamos atravesando una época en nuestra historia que es plena tanto de alegría como de tristeza. Yo estoy muy contento que nuestros hermanos hindúes nos hayan dado esta oportunidad de compartir estos sentimientos con ustedes, pues sabemos que muchos de vosotros estáis teniendo los mismos problemas.

Nosotros los hopis creemos que la raza humana ha atravesado tres mundos y formas se vida diferentes desde el principio. Al fin de cada mundo anterior la vida humana ha sido purificada o castigada por el Gran Espíritu "Masáu" debido principalmente a la corrupción, a la codicia y por alejarse de las enseñanzas del Gran Espíritu. La última gran destrucción fue la inundación que destruyó a todos excepto por unos cuantos justos que pidieron y recibieron el permiso para vivir con él en su nueva tierra. El Gran Espíritu dijo; "Depende de ustedes si desean vivir en mi manera pobre, humilde y simple. Es difícil, pero si ustedes están de acuerdo con vivir conforme a mis enseñanzas e instrucciones, sin nunca perder la fe en la vida que les otorgue, pueden venir y vivir conmigo."

Los hopis y todos quienes se salvaron de la gran inundación hicieron un pacto sagrado con el Gran Espíritu en ese tiempo. Nosotros los hopis hicimos un juramento que nunca nos alejaríamos del Creador. Para nosotros las leyes del Creador nunca cambian o se rompen. Para los hopis el Gran Espíritu es todopoderoso. Él se apareció a la primera gente en forma de hombre y les habló al principio de la creación de este mundo. Él nos enseñó cómo vivir, cómo rezar, dónde ir y qué alimento llevar, nos dio semillas para plantar y cosechar. Él nos dio una serie de tablillas de piedra sagrada en las cuales el infundió todas sus enseñanzas para salvaguardar la tierra y la vida. En estas tablillas de piedra se colocan instrucciones, profecías y advertencias. Esto fue hecho con ayuda de una Mujer-Araña y sus dos nietos. Ellos eran sabios y poderosos ayudantes del Gran Espíritu. Esto aconteció antes de que él se ocultara. Él y la Mujer-Araña colocaron ante los líderes de los diferentes grupos de gente muchas mazorcas de maíz de diferentes colores y tamaños, para que ellos escogieran su alimento para este mundo. El hopi escogió la mazorca más pequeña de maíz . Entonces Masáu dijo: " Me has mostrado que eres sabio y humilde; por esta razón serás llamado "hopi" (pueblo de paz). Y yo he de colocar en tu autoridad toda la vida y la tierra para cuidar de ellas, protegerlas y serme fiel hasta que yo retorne a ti en los días postreros, pues Yo soy el primero y el último". Por eso es que cuando un Hopi es ordenado en la orden religiosa más elevada , la tierra y todas las cosas vivientes son colocadas en sus manos. El se convierte en un padre para toda la vida sobre la tierra. El esta autorizado a aconsejar y corregir a sus niños en cualquier manera pacífica que sea posible hacerlo. Así que nunca podemos renunciar a reconocer que nuestro maestro de paz alcanzará a nuestros niños. Somos intruídos en mantener a este mundo en balance con la tierra y los muchos universos con oraciones y rituales especiales que perduran hasta nuestros días.

Fue para los dos nietos de la Mujer-Araña que las piedras fueron dadas. Estos dos hermanos fueron entonces instruidos en llevarlas a un lugar que el Gran Espíritu les había dicho. El hermano mayor debía irse inmediatamente hacia el este, hacia el sol que se levanta y luego de llegar a su destino se le dijo debía iniciar la búsqueda de su hermano más joven quien permanecería en la tierra del Gran Espíritu. La misión del hermano mayor cuando el retornase era ayudar a su hermano menor , el Hopi a traer la paz, la hermandad y una vida eterna. El hermano menor fue instruido en cubrir toda la tierra y marcarla bien con huellas de pie y marcas sagradas para reclamar esta tiera para el Creador y para la paz sobre la tierra. Establecimos nuestros ceremoniales y altares sagrados para sostener a este mundo en balance conforme a nuestra primera promesa al Creador.

Es así como se da la historia de nuestra migración, hasta que nos encontramos con el Creador en el Viejo Orfibe (Lugar que solidifica) hace más de 1000 años. Fue en ese encuentro cuando el nos dijo estas profecías para entregárselas a ustedes ahora en el cierre del Cuarto Mundo ,de destrucción y al principio del Quinto Mundo de Paz. El nos dio muchas profecías para entregarlas y todas de acontecer. Así es como conocemos que el momento para revelar las últimas advertencias e instrucciones para la humanidad es ahora. Nos fue dicho que nos estableciéramos permanentemente aquí en la tierra de Hopi en donde nos encontramos con el Gran Espíritu y esperemos por el retorno de este hermano mayor quien colocara las tablillas lado a lado para mostrar a todo el mundo que ellos son nuestros verdaderos Hermanos Blancos.

Cuando el camino en el cielo halla sido completado y cuando la aparición de algo, que significa en Hopi el hongo de cenizas, un hongo que cuando caiga sobre la tierra, esta hervirá todo dentro de un gran espacio y nada crecera por largo tiempo. Cuando los líderes sigan el mal camino en vez de los caminos de armonía, se nos dijo que habían muchas formas de esta vida que podían ser destruidas. Si los hombres no escuchan nuestras profecías y no retorna a las enseñanzas espirituales originales; nos fue dicho de tres ayudantes quienes serían comisionados por el Gran Espíritu para ayudar a los Hopis a recuperar la vida pacífica sobre la tierra, a que no cambiemos nuestros hogares, nuestras ceremonias, nuestro cabello, debido a que los ayudantes no podrían reconocernos como a los verdaderos Hopi. Así que hemos estado esperando todos estos años . Es conocido que nuestro verdadero Hermano Blanco, cuando llegue será todopoderoso y portará una capa roja o vestimenta roja . El será grande en población y no pertenecera a ninguna religión sino a la suya. El traerá consigo las tablillas sagradas. Con él habrá dos grandes también muy sabios y poderosos. Uno tendrá un símbolo de direcciones de migración que representa la pureza y es bella, una productora de vida. El segudo tendrá como señal un símbolo de sol. Nosotros tenemos en nuestras sagradas ceremonias de Kachina una calabaza sonaja que esta en uso aún hoy en día con los símbolos de los poderosos ayudantes de nuestro verdadero Hermano Blanco. Esta profetizado que si estos fallan en cumplir su misión; entonces, del oeste vendra como una gran tormenta . Él será muchos y despiadados. Cuando él venga la tierra sera cubierta como hormigas rojas que cubren y se apoderaran de la tierra en un solo día. Pero si los ayudantes cumplen su misión sagrada ,e incluso sí solo hay uno , dos o tres de los verdaderos Hopi que queden fiel a la antigua enseñanza , El Gran Espíritu Masáu aparecera ante todos, y nuestro mundo sera salvado . Los tres estableceran nuestro nuevo plan de vida que nos llevara a una vida y paz eterna. La tierra se tornara nueva como fue al principio. Las flores rebrotaran , las bestias volveran a las tierras aridas y habra abundancia de alimento para todos aquellos que se salven. Los sobrevivientes compartiran todo equitativamente y ellos reconoceran al Gran Espiritu y hablaran una sola lengua.

Nosotros ahora enfrentamos grandes problemas, no solo aquí sino por toda la tierra.Las culturas antiguas están siendo aniquiladas. Sus tierras les son arrebatadas dejándoles sin lugar alguno que puedan llamar propio. ¿Por qué está sucediendo esto? Porque muchos han abandonado sus enseñanzas espirituales originales. La forma de vida que nos ha dado el Gran Espíritu a todas la gente del mundo. La gente dirigentes del mundo cualquiera que sea no esta siendo honrada, y esto a una gren enfermedad llamada codicia, que infecta a todas las tierras y países . Que la gente simple esta perdiendo lo que ellos habían mantenido por miles de años , el no conformarse ha hecho ya mucho mal. Ahora nos encontramos en el final mismo de nuestro camino. Mucha gente ya no reconoce la verdadera senda del Creador. Ellos no tienen de hecho respeto por el Gran Espiritu o por nuestra preciosa madre Tierra que nos da a todos vida. Se nos enseño en nuestra profecía antigua que esto ocurriría. Se nos dijo que alguien trataría de ir a la luna. Que luego de este acontecimiento la naturaleza mostraría signos de perder su equilibrio. Ahora vemos que ya está pasado. Habrá quienes se preguntarán por los signos sobre la naturaleza, ahora vemos que todo está pasado y en la naturaleza ya no hay ningún equilibrio.

Nosotros los hopis aun mantenemos las tablillas sagradas y esperamos ahora la llegada de nuestro verdadero Hermano Blanco, y de otras personas dispuestas a trabajar por la paz. Paz para ustedes, toda la tierra y en nuestros hogares.
jefe hopi Dan Evehema

 

Más sobre los Hopi

http://www.indioshopi.com/

Tu página sin publicidad: solicita JimdoPro