Pirámides bosnias

 

Un sitio conocido como la colina de Visocica (43°59'20.10"N, 18°10'12.97"E), en la población de Visoko en Bosnia-Herzegovina, al noroeste de Sarajevo, se convirtió en foco de atención internacional en octubre de 2005 después de afirmaciones de que éste era en realidad una pirámide hecha por el hombre.

La colina Visočica, de una altura de 213 m, tiene una forma bastante simétrica que la asemeja a una pirámide cuando se le mira desde ciertos ángulos. La idea de que constituye una construcción artificial fue publicada inicialmente por el empresario bosnio Semir Osmanagic —que no es arqueólogo, aunque se autodenomina como tal—, cuyas subsiguientes tareas de excavación del sitio han descubierto lo que él afirma es una meseta de entrada pavimentada y varios túneles, así como también bloques de piedra y mezcla antigua que el sugiere cubría la estructura en otros tiempos. Las noticias que describían las pirámides bosnias comenzaron a extenderse a finales de 2005,[1] y las excavaciones empezaron en abril del 2006, con un equipo internacional de arqueólogos de Australia, Austria,

 

Programa de investigación 

El Parque Arqueológico “Fundación Pirámide Bosnia del Sol” ha publicado un plan de investigación y reconstrucción, delineando un programa de actividades entre el 2006 y el 2010. En el año 2006, el plan es restaurar la cima de la Pirámide del Sol (nótese que esto se realiza antes de conocer la veracidad y características de la supuesta pirámide). También hay planes para actualizar las vías de transporte de la región y producir material de mercadeo. En el 2007 el plan es continuar con las excavaciones y promover la colina de Pljesevica como la Pirámide de la Luna. Actividades posteriores consistirán en la apertura de una mayor área de la pirámide para el acceso del público. El principal enfoque de la investigación para el 2008 y posteriores es la provisión de infraestructura para el turismo. Osmanagic pretende instalar una placa de la Unesco en el 2010, para declarar el sitio como Patrimonio de la Humanidad. Semir Osmanagic ha solicitado también financiación por importe de 100 millones de dólares al gobierno bosnio para los trabajos de excavación y reconstrucción.[1]

Además, la fundación ha patentado los nombres Pirámide Bosnia del Sol, Pirámide Bosnia de la Luna, Pirámide Bosnia del Dragón, y Valle de las Pirámides de Bosnia.

 

Críticas 

Semir Osmanagic ha sido criticado por la comunidad científica por usar los hallazgos arqueológicos para promover conceptos pseudocientíficos como por ejemplo asociar el sitio con las pirámides mayas y los continentes míticos de la Atlántida y Lemuria, declarar que los artefactos descubiertos fueron elaborados alrededor del año 12.000 AC, o afirmar que las pirámides bosnias tenían poderes curativos debido a los efectos “bioenergéticos”.[1] Los científicos afirman que durante esa época transcurrió el paleolítico superior y las únicas construcciones eran chozas. Algunos arqueólogos califican a Osmanagic de arqueólogo aficionado y sin entrenamiento y lo acusan de dañar los sitios arqueológicos con sus excavaciones.

 

Excavaciones 

Existe gran preocupación por la posible desaparición del “auténtico patrimonio arqueológico” que pueden acarrear estas excavaciones. La Comisión Europea ha publicado por este motivo una lista de 20 lugares de patrimonio bosnio que “requieren urgentemente conservación y/o restauración”. La piramidemanía es una “amenaza al legado histórico y cultura existente de Bosnia-Herzegovina”, según una carta de protesta de Miracle a las Naciones Unidas en 2006.

 

 

Tu página sin publicidad: solicita JimdoPro